Loading...

Blog

deportistas minusválidos abrazándose

VO500: Atrévete a Soñar

La luz del Valencia Open 500 se apagó definitivamente a finales del 2015.  Con el fin del Open se acabaron muchos proyectos y actividades paralelas que se habían creado con ilusión y que hacían que los slogans “Atrévete a Soñar” y “Hazlo Realidad” tuvieran un sentido especial.

Yo tuve la suerte de participar y crear muchas de las actividades paralelas del VO500, siguiendo la directriz que David Serrahima me dio un día, entre risas: “Roca, si no nos cuesta dinero, adelante”.  Esa frase dio rienda suelta a la imaginación y creó una red de colaboración y acuerdos que no acabaría de explicar nunca.

Nació un Plan de RSC, haciendo que el VO500 fuera uno de los primeros torneos de tenis en el mundo en poner sobre papel su espíritu sostenible y solidario. El Plan de RSC del VO500 hizo cosas maravillosas: donaba 1€ de cada entrada vendida del torneo a una fundación diferente cada año (Fundación Laureus, UNICEF, Estee Lauder Foundation, entre otras), hicimos que los jugadores se pusieran cordones rosas en las zapatillas en honor a la lucha contra el cáncer de mama, trajimos a Esther Vergeer a un clinic de tenis en silla de ruedas, recaudamos miles de zapatillas para niños en África, y un sinfín de pequeñas grandes cosas espectaculares.

El VO500 también dio paso al primer Master Nacional de Tenis en Silla de Ruedas Masculino, reuniendo en las instalaciones de la Ciudad de las Artes y las Ciencias a los 8 mejores jugadores del año.  Nuestra filosofía era ofrecer a los jugadores el mismo trato que dábamos a los jugadores ATP, incluso recuerdo una final en el Ágora en que tuvieron ojo de halcón.

En 2010 nació “mi bebé” del VO500, un gran evento dentro de otro gran evento: el Foro Internacional del Deporte, que durante esos años se convirtió en un congreso referente, reuniendo a ponentes espectaculares de diferentes sectores dentro de la industria del deporte. El Foro se hizo gracias a una colaboración increíble y fluida con Ensuma Congresos, que creyó en el proyecto desde el minuto 1.

A veces releo las memorias de RSC del VO500 para repasar las cientos de actividades paralelas que hicimos en los 7 años que se organizó el torneo en la Ciudad de las Artes, desde abrir las instalaciones a estudiantes que preparaban sus tesis doctorales, hasta un concurso de escaparates, un programa de voluntariado espectacular, o el primer clinic de tenis para ciegos que se hizo en España, de la mano de Sound Tennis.

He querido rendir homenaje al VO500, un torneo que llevamos grabado en el corazón todas las personas que tuvimos la dicha de trabajar en él, porque los párrafos que explico a continuación me han hecho volver a tener al Open muy presente en mi día a día.

Cuando acabó el VO500, me propuse que los chicos de silla de ruedas no se quedarían sin su Master, y que yo haría todo lo posible por organizarles un torneo digno.  Me embarqué en un proyecto personal en busca de club, patrocinadores, socios y voluntarios logrando que a finales de 2016 el Master se organizara por primera vez en las instalaciones del Real Club de Polo de Barcelona, cumpliendo así mi promesa.  No lo hice sola, mucha gente creyó en el proyecto y nuevamente, gracias a buenas personas y un gran espíritu colaborativo, hicimos algo muy grande.  Pero este año 2020, por primera vez, no hemos podido organizar el Master Nacional de Tenis en Silla de Ruedas.  Tuvimos que cancelarlo debido a la crisis de la COVID-19.

Hace un año y medio creamos la Asociación Española de Ticketing, reuniendo a directores y managers de algunas de las propiedades más importantes de España en un grupo que comparte buenas prácticas, consulta dudas y ayuda a dar valor a nuestro sector.  Recuerdo en una de las primeras reuniones que hicimos que yo dije: tendríamos que escribir un libro, y alguien dijo: o hacer un congreso. Y finalmente, también gracias a personas increíbles que he conocido a lo largo de mi carrera profesional, nos hemos unido con Oscar Perez de InSports para crear lo que en 2021 será el I Foro Internacional de Ticketing, que será virtual en su primera edición.

Gracias a todos los años que trabajé en el VO500 y también gracias a David que me permitió salir de la caja y soñar, soy una persona que cree firmemente en el espíritu colaborativo, en las alianzas, en que todos podemos aportar y que juntos se hacen cosas mejores.

Y por esa razón sé que el Master volverá, y que el primer FIT 2021 abrirá las puertas a un nuevo proyecto con mucho futuro.  Como siempre he dicho: el que la sigue, la consigue. Y en este 2021 vamos con todo.

 

Diciembre de 2020